EL BLOG DE LOS ESPECIALISTAS EN TERRAZAS DE LUJO

jueves, 29 de enero de 2015

PIZZERÍA PICASSO. DISFRUTAR DE SUS PIZZAS EN SU TERRAZA 365 DÍAS DEL AÑO

La Pizzeria Picasso es un espacio gastronómico que conjuga buena comida italiana y diversión en un enclave único de Marbella: primera línea de Puerto Banús.

Marbella y sus alrededores, no se caracterizan por inviernos excesivamente fríos, pero es notable la bajada de temperaturas en esta temporada del año. Su espacio de más de 100 metros cuadrados está dividido en dos zonas, una interior y otra más exterior abierta completamente a la calle durante 12 horas al día. Es esta última, la zona que el dueño de la Pizzería quería calefactar para no renunciar a ella las temporadas que no hace tanto calor.


Como la infraestructura del techo permitía la instalación de calefactores, se descartó la opción de soluciones portátiles que ocuparan sitio. Por las condiciones del espacio, eran perfectos los calefactores eléctricos de la marca Bromic en color negro. Tras un estudio de las dimensiones de la terraza, los especialistas de Outdoor Concepts planificaron la instalación de 9 de ellos de 4000 W de potencia para colocar diseminados enfocando las áreas donde se encuentran las mesas; y 1 más de 6000 W, para situar encima de la puerta, más exteriormente.



Los calefactores Bromic se caracterizan por tener dos filamentos de cuarzo que radian infrarrojo de onda media. Lo que les diferencia del resto de calefactores eléctricos del mercado es su escasa emisión de luz (puesto que los filamentos no son una lámpara halógena) y su innovadora forma de calentar. Como si se tratase de los rayos del sol, sus ondas suben la temperatura de los cuerpos. Ello produce a los clientes la sensación de calor, sin necesidad de calentar grandes masas de aire ineficientemente.


Se trata de soluciones completamente controlables a distancia mediante un mando que permite su encendido y apagado dependiendo si la terraza está llena o vacía de clientes. Tienen la opción de regular la potencia de calor dependiendo las condiciones, a través del encendido de uno o los dos filamentos, pudiendo rebajarse la potencia total del calefactor a la mitad. Siempre sin molestar a los comensales.


Pizzería Picasso sabe que su éxito se debe en gran medida a su servicio y a su constante preocupación por los clientes, muchos de ellos turistas que visitan la Costa del Sol los 365 días al año en busca de calor y debe ofrecerles una experiencia agradable. A partir de ahora no está reñido disfrutar de una de sus fantásticas pizzas en su terraza en invierno con vistas a Puerto Banús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario